Una revolución se perfila en la física con el posible descubrimiento de la quinta fuerza de la naturaleza

Los recientes hallazgos que indican el posible descubrimiento de una partícula subatómica previamente desconocida puede ser evidencia de una quinta fuerza fundamental de la naturaleza, según un artículo publicado en la revista Physical Review Letters, por físicos teóricos de la Universidad California, Irvine, UCI.

A las fuerzas conocidas hasta ahora, la gravitación, el electromagnetismo y fuerzas nucleares fuerte y débil, puede sumarse otra que, si es confirmado por otros experimentos, podría cambiar completamente nuestra comprensión del universo y, además, conllevaría a la unificación de las fuerzas y la materia oscura.

Los investigadores de UCI accedieron, a mediados de 2015, a un estudio realizado por los físicos nucleares experimentales de la Academia de Ciencias de Hungría que estaban buscando "fotones oscuros", es decir, partículas que significarían la materia oscura invisible que, según los físicos, representa aproximadamente el 85 por ciento de la masa del universo. El trabajo de los húngaros descubrió una anomalía en la desintegración radiactiva que apunta a la existencia de una partícula de luz que es solo 30 veces más pesado que un electrón.

Sin embargo, los experimentadores no fueron capaces de afirmar que era una fuerza nueva. Ellos simplemente registraron un exceso de eventos que indicaban una nueva partícula, pero no era claro para ellos, si se trataba de una partícula de materia o una partícula portadora de fuerza.

Pero, el grupo UCI al estudiar los datos de los investigadores de Hungría, así como todos los demás experimentos anteriores en esta área, demostraron que la evidencia desfavorece firmemente a ambas partículas de materia oscura y fotones. A partir de allí, propusieron una nueva teoría que sintetiza todos los datos existentes y determinaron que el descubrimiento podría indicar la existencia de una quinta fuerza fundamental.

El trabajo de los investigadores de UCI demuestra que en lugar de ser un fotón oscuro, la partícula puede ser una "protophobic X boson". Mientras que la fuerza eléctrica normal actúa sobre los electrones y protones, ésta fuerza recién descubierta interactúa únicamente con electrones y neutrones, y en una gama muy limitada. Los científicos señalan que no es otro bosón de Higgs, sino un bosón X, es decir, uno desconocido.

Los investigadores indican que otros experimentos serán cruciales. Sostiene que la partícula no es muy pesada. Los laboratorios han tenido la energía y capacidades necesarias para estudiarla desde los años 50 y 60 del siglo pasado. Pero la razón por la que ha sido difícil de encontrar es que sus interacciones son muy débiles. Dicho esto, debido a que la nueva partícula es tan ligera, hay muchos grupos experimentales que trabajan en pequeños laboratorios de todo el mundo para hacer un seguimiento de este descubrimiento. Ahora que saben dónde buscar.

Al igual que muchos avances científicos, éste abre completamente nuevos campos de investigación. Existe la posibilidad de que esta potencial quinta fuerza podría estar unida a las fuerzas electromagnética y nuclear fuerte y débil como manifestaciones de una fuerza fundamental más grande.