Superficie de Marte es más hostil de lo que se pensaba

El planeta rojo está ahora mucho más lejos de ser el nuevo hogar para la vida.

La misión ExoMars, un proyecto conjunto de la Agencia Espacial Europea y su homóloga rusa Roscosmos, ha descubierto sustancias tóxicas en la superficie marciana. El hallazgo aleja aún más la posibilidad de que, este planeta, albergue vida alguna vez.

Los científicos han identificado percloratos, sustancias que suelen utilizarse como combustible de cohetes, los cuales son bastante tóxicos para cualquier tipo de organismo vivo.

Esa sabido que Marte, hoy en día, es un planeta no apto para la vida debido a que su superficie es extremadamente fría, posee una pobrísima atmósfera, debido a la cual, alcanza niveles muy altos de radiación ultravioleta.

Los científicos han comprobado que los percloratos, cuando son sometidos a radiación ultravioleta similares a la superficie de Marte, se convierten en bactericidas; es decir, son tóxicos para las células vivas.

Esta superficie también alberga a otros dos componentes, los óxidos de hierro y el peróxido de hidrógeno, que al unirse a los percloratos irradiados, incrementan su poder bactericida 10 veces más. Las células que se exponen a estos compuestos mueren mucho más rápido que las que son expuestas a la radiación UV.

Estos datos muestran que los efectos combinados de estos tres componentes, activados por fotoquímica, hacen que la superficie actual del planeta sea más inhabitable de lo que se pensaba anteriormente y demuestran la baja probabilidad de supervivencia de componentes biológicos liberados durante la exploración robótica y misiones humanas.

Ante esta evidencia, los científicos ahora enfocan su mirada y sus esperanzas, en las condiciones que existan debajo de la superficie marciana. Consideran que bajo este manto tóxico puedan existir posibilidades para la supervivencia de organismos vivos.

La investigación ha sido publicada en Nature.com