SPIKE: el gen capaz de incrementar notablemente la producción de arroz

Los científicos han descubierto un gen del arroz que podría aumentar drásticamente el rendimiento de uno de los cultivos alimenticios más importantes del mundo, informó el Instituto Internacional de Investigación del Arroz, IRI, con sede en Filipinas.

Las pruebas preliminares muestran que los rendimientos de las variedades de arroz "índico" de grano largo modernos, los tipos más cultivados de arroz en el mundo, pueden aumentar en un 13 a 36 por ciento cuando se infunde con el gen llamado SPIKE.

El trabajo demostró que SPIKE es uno de los principales genes responsables del aumento de rendimiento que los investigadores han estado buscando por años, dijo el jefe de laboratorio IRRI transformación genética Inez Slamet-Loedin.

A partir de esto, se iniciaron los ensayos sobre nuevas variedades de arroz infundidos con el gen en varios países en desarrollo de Asia, sin embargo, aún no hay un calendario definido para distribuirlo entre los agricultores.

El gen SPIKE fue descubierto por primera vez por el japonés, Nobuya Kobayashi, tras larga una investigación en 1989 en un variedad tropical de arroz "japónica" que se cultiva principalmente en Asia oriental y representa tan sólo el 10 por ciento de la producción global de arroz.

Los investigadores de IRRI, una institución sin fines de lucro establecida en la década de 1960, trabajaron para incorporar el gen en variedades "índicas" con el de incrementar el rendimiento de estos cultivos, lo que significa cultivar más arroz en la misma cantidad de tierra, con los mismos recursos. El IRRI es reconocido por haber jugado un papel importante en la "Revolución Verde" de la década de 1960 en el que las nuevas variedades de arroz aumentaron drásticamente los rendimientos.

Los investigadores señalaron, además, que la transferencia del gen SPIKE no implicó la modificación genética de los cultivos, es sólo el mejoramiento convencional, añadieron.

El arroz es el cultivo alimenticio más importante del mundo en desarrollo, que consume más de la mitad de la humanidad, incluyendo 640 millones de asiáticos que viven en la pobreza, de acuerdo con el IRRI.