Revelan nuevos efectos del café en el organismo humano

Las bebidas con cafeína pueden hacer que las personas se sientan más despierta y alertas, pero una nueva investigación sugiere que, cuando se consume en la noche, la cafeína también podría retrasar el reloj interno del cuerpo.

Un artículo publicado en Science Translational Medicine hoy (16 de septiembre) informa sobre los resultados de un estudio en la que personas que recibieron una dosis de cafeína antes de su hora habitual de dormir mostraron un retraso en sus ritmos circadianos de más de media hora.

Se sabe que la cafeína es un estimulante y puede mantener despierto a una persona y hacer que tenga dificultades para conciliar el sueño por la noche si se toma demasiado a la hora de dormir, en el estudio en mención, se muestra que esta sustancia también puede hacer que su reloj biológico interno se retrase, lo que podría hacer que sea difícil conciliar el sueño a la noche siguiente, incluso si usted no toma la cafeína de nuevo.

Este reloj biológico o ritmo circadiano de una persona se establece por una variedad de señales temporales como el amanecer y el atardecer, los horarios de alimentación, las fluctuaciones de la temperatura corporal, y los niveles de ciertas hormonas. Resistirse estas señales es difícil. Las rutinas de sueño cotidiano de muchas personas se ven perturbadas, por ejemplo, por el desplazamiento de una hora durante el horario de verano o un vuelo de larga distancia a través de múltiples zonas horarias. Sin embargo, los resultados de esta investigación sugieren que el cambio de este reloj marca el sueño-vigilia puede ser tan simple como beber un taza de café a una hora indicada.

Se cree que la cafeína induce a la vigilia mediante la unión de los receptores de adenosina en las células del cerebro, causando la liberación de neurotransmisores excitatorios. Sin embargo, la evidencia reciente sugiere que este no podría ser el único efecto de la cafeína. Anteriormente se realizaron investigaciones en otras especies como algas y moscas de la fruta que sugieren la cafeína podría afectar el reloj circadiano, sin embargo, nunca se hizo en seres humanos.

Luego de estos resultados, los investigadores planean examinar lo que provoca la cafeína ingerida en la mañana y en otros momentos del día en nuestro reloj biológico. Ya están pensando en el uso debidamente cronometrado de la cafeína para ayudar a las personas que realizan largos viajes, a superar los problemas de los cambios de las zonas horarias.