Redescubren región del cerebro vinculada a la lectura y reconocimiento facial

Neurocientificos de Estados Unidos han redescubierto una región del cerebro que desapareció de los libros de ciencias a principios de 1900  y está vinculada a procesos mentales como la lectura y el reconocimiento facial.

Científicos de la Universidad de Washington, del Instituto de Ciencias del Aprendizaje y del Cerebro, emprendieron la investigación sobre el fascículo occipital vertical y cómo ningún atlas del cerebro lo explicaba gráficamente.

Para ello, utilizaron una técnica de resonancia magnética llamada imágenes de difusión ponderada, que mide el tamaño y la dirección de las diferentes vías del cerebro.

Asimismo, realizaron pruebas en 37 personas, encontrando que el fascículo occipital vertical comienza en el lóbulo occipital y conecta diferentes regiones del cerebro, las que ayudan a las personas a percibir las categorías visuales, tales como palabras y rostros, y aquellos involucrados con los movimientos oculares, como la atención y la percepción del movimiento.

El término es introducido a la ciencia en 1881,  cuando el neurólogo alemán, Carl Wernicke, durante una disección al cerebro de un mono, descubrió la región del cerebro llamada fascículo occipital vertical, que posteriormente fue hallada en el cerebro humano, pero por largo tiempo se obvio en los dibujos de anatomía referentes a la masa gris.

Esta región del cerebro consta de fibras nerviosas largas que circulan verticalmente a lo largo de la parte posterior del cerebro. Los científicos le atribuyen a esta región del cerebro la visión y el proceso cognitivo del hombre.

Con este redescubrimiento, los neurocientíficos creen que el fascículo occipital vertical desempeña un papel importante en la forma que somos capaces de procesar la información visual.

Según el equipo de neurocientíficos, el fascículo occipital vertical es el responsable de los siguientes procesos: "La corriente inferior conecta las regiones del cerebro implicadas en procesos tales como el reconocimiento de objetos, incluyendo la circunvolución fusiforme , y la corriente superior conecta el giro angular a otras áreas involucradas en la atención, detección de movimiento, y el comportamiento visual guiada”

Sin duda, el cerebro humano es un gran misterio para la ciencia y el descubrimiento o redescubriento de las funciones de conexiones nerviosas, fascículos, lóbulos, entre otros, nos lleva a pensar que aún nos falta mucho por revelar. (Fuente: Livescience)