Pérdida de grasa en el páncreas revierte un tipo común de diabetes

Cerca del 9% de la población mundial sufre de diabetes, según la Organización Mundial de la Salud, OMS. Este organismo señala que, sólo en el 2012, murieron más de 1.5 millones de personas a causa de esta enfermedad, y más del 80% de estos, se registró en países con bajos ingresos económicos. Además, se espera que, en el 2030 sea la séptima causa de muerte.

Sin embargo, estas estadísticas y proyecciones sobre la enfermedad podrían cambiar debido a que un equipo de investigadores de la Universidad de Newcastle, Inglaterra, ha encontrado la causa de uno de los tipos de diabetes más comunes en el mundo: la diabetes tipo 2. Esta enfermedad afecta a la mayoría de personas, es crónica y los pacientes la sufren toda su vida.

Esta diabetes de tipo 2 que fuera conocida como una enfermedad del adulto, ahora se encuentra propagándose en jóvenes y los niños.

Este mal es el resultado del exceso de glucosa en la sangre debido a que el páncreas no produce suficiente insulina, lo cual trae como consecuencia, además, resistencia a este compuesto; o sea, una condición en la que el cuerpo responde mal a la insulina.

La insulina es una hormona que descompone la glucosa y la convierte en energía para las células. Sin embargo, la acumulación de grasa en el páncreas, altera o disminuye considerablemente la producción de esta hormona y, como consecuencia, la glucosa se acumula en la sangre.

Los investigadores demostraron que la grasa acumulada en el páncreas es la responsable del mal y, señalan, que la pérdida de menos de un gramo de ella, revierte la enfermedad.

Los pacientes diabéticos que participaron en la investigación volvieron a tener un páncreas funcionando normalmente, es decir, este órgano recuperó su capacidad de producir insulina. Así, señalaron los investigadores, los pacientes quedaron libres de la enfermedad.

La investigación ha sido dirigida por el profesor Roy Taylor, fue publicado en Diabetes Care y sus conclusiones fueron presentadas en la Conferencia Mundial de la Diabetes en Vancouver.