Olor y exámenes de la vista son potenciales métodos para detección temprana del Alzheimer

Detectar tempranamente el desarrollo de una enfermedad es siempre una cuestión que preocupa a científicos de todo el mundo. Esto hace que estén casi siempre en busca de métodos o pruebas para el diagnóstico precoz de las enfermedades, sobre todo de las que, ahora, presentan características de ser epidemias mundiales como el Alzheimer.

En lo que respecta a esta enfermedad, los científicos han logrado avances notables al detectar que la disminución de la capacidad para identificar los olores puede indicar el desarrollo del deterioro cognitivo. Así mismo, encontraron que esta enfermedad está asociada a la acumulación de una proteína en el ojo, reporta una investigación que fue presentada en la Conferencia Internacional (CIAC ® 2014) de la Asociación del Alzheimer realizado en Copenhague.

En dos de los estudios, la disminución de la capacidad para identificar los olores se asoció significativamente con la pérdida de función de las células del cerebro y la progresión a la enfermedad de Alzheimer. En otros dos estudios, el nivel de una proteína (beta-amiloide) detectada en el ojo se correlacionaron significativamente con la carga de esta en el cerebro, lo cual permitió a los investigadores identificar con exactitud las personas con la enfermedad.

La proteína en mención es el material principal que se encuentra en el cerebro y es la característica destacada de la enfermedad de Alzheimer. Se sabe que se acumulan en el cerebro durante muchos años antes de los síntomas típicos de la enfermedad de Alzheimer como la pérdida de memoria y otros problemas cognitivos.

Los investigadores están trabajando duro en la detección precoz, puesto que es esencial para la intervención temprana y la prevención. Consideran que se necesita más investigación en el área de biomarcadores de la enfermedad, puesto que es una de las áreas muy prometedoras, sostienen. Por ahora, estos cuatro estudios reportados han aportado importantes avances para el desarrollo de posibles métodos de detección temprana en un ambiente de investigación, los cuales se podrán utilizar para elegir a las poblaciones para los ensayos clínicos de tratamientos, informaron.