Nave espacial va rumbo al Sol para observar sus polos

 

La nave, de la Agencia Espacial Europea, ESA, llevará 10 instrumentos de última generación para recopilar datos sobre la actividad y el ciclo solar. El lanzamiento de esta misión solar buscará obtener imágenes de alta resolución de varias regiones que, hasta ahora, aún son inexploradas.

Partirá en el cohete Atlas V 411 que despegará el 9 de febrero desde la estación de Cabo Cañaveral, en Florida, Estados Unidos.

Los instrumentos de última generación permitirán observar, por primera vez los polos, así como será capaz de medir el viento solar y los campos magnéticos del astro rey. Esta es, sin lugar a dudas, una misión sin precedentes, según los expertos.

Uno de los objetivos de la misión es recopilar nuevos datos del ciclo solar, que dura 11 años, con los cuales podremos predecir mejor los periodos de tormentas solares. Así, se tendrá mejores opciones para entender el funcionamiento de la estrella en cuanto al viento solar, los fenómenos de sus regiones polares, su campo magnético, su clima espacial y observar cómo estas condiciones afectan a la Tierra.

Los científicos han expuesto que, la nave estará expuesta a una luz solar 13 veces más intensa que la que podemos sentir en nuestro planeta y será capaz de soportar explosiones solares de gran intensidad y poder. Para lograr esto, la nave, ha sido dotada con un "escudo térmico" que es capaz de resistir temperaturas de 500 grados Celsius.

El Solar Orbiter, como se llama la misión, se aproximará a solo a 42 millones de kilómetros del Sol; una distancia suficiente para que la nave pueda observar directamente la estrella y colocarse en posición para orbitar alrededor del sol.

La misión Solar Orbiter es un trabajo conjunto entre la ESA y la NASA.