Misterioso hongo está matando a las especies de serpientes de cascabel en E.U.

Hongo misterioso está matando serpientes en varios estados, de E.U.. Las víctimas son serpientes de cascabel de madera, a las que su aislamiento no puede protegerlos y amenaza con acabar con ellas.

En menos de una década, el hongo ha sido identificado en al menos nueve estados del este, y aunque afecta a un pequeño número de especies, es especialmente amenazante para estas serpientes que viven en poblaciones pequeñas y aisladas con poca diversidad genética, tales como las que se encuentran en Vermont , New Hampshire, Massachusetts y Nueva York, informaron los biólogos.

En Illinois la enfermedad amenaza la serpiente de cascabel Massasauga oriental que candidata integrar la lista de especies en peligro de extinción, incluso antes de que apareciera el hongo. Los biólogos han comparado la aparición del hongo con el que causa el síndrome de la nariz blanca en los murciélagos que, desde 2006, ha matado a millones de estas criaturas y continúa extendiéndose a través de América del Norte.

No está claro, sin embargo, si la enfermedad fúngida de la serpiente (ophidiomyces ophiodiicola) fue traída a los Estados Unidos desde otros lugares, como el hongo de la nariz blanca, o si siempre ha estado presente en el medio ambiente y por alguna razón desconocida ahora está infectando a las serpientes, señalaron los biólogos.

Las serpientes de cascabel se encontraban en gran parte del territorio estadounidense, pero la pérdida de su hábitat y los esfuerzos de los seres humanos temerosos por acabar con ellos redujeron su número.

En Nueva Hampshire, la enfermedad ayudó a reducir a la mitad la población de serpientes de cascabel. Que ahora se estiman en varias decenas, después de que fue descubierto por primera vez en 2006, aunque fue sólo luego de que los científicos vinculan el hongo a su disminución, informaron las autoridades.

La población de las serpientes de cascabel de madera de Vermont se ha reducido a dos lugares cerca de Lago Champlain en la parte occidental del estado, con una población total estimada de varios cientos. El hongo representa un mayor riesgo para las que se reproducen lentamente, como las serpientes de cascabel, que pueden vivir hasta 30 años, dicen los expertos.

En algunos lugares, la tasa de mortalidad se estima entre el 30 y el 70 por ciento, y en otros, la situación es más dramática, su tasa de mortalidad está entre 80 y 90 por ciento, indicaron los investigadores.