Medicina para prevenir ataques de asma rejuvenecería el cerebro

Científicos de la Universidad Médica Paracelso en Salzburgo en Austria han descubierto que el montelukast, medicina para prevenir los síntomas del asma, reduce la inflamación en el cerebro y estimula el crecimiento de neuronas en ratas.

El estudio se realizó en ratas de cuatro y veinte meses de edad. Las ratas más viejas mostraban la misma disminución de la agilidad cerebral que las personas experimentan con la edad.

Para empezar con la investigación, los grupos de ratas fueron entrenadas para encontrar una plataforma sumergida en una piscina llena de agua. Después de cinco días, los roedores más viejos no ubicaban la plataforma, pero los que recibieron la medicina resultaron ser tan agiles como las ratas más jóvenes.

Después de un descanso de dos días de entrenamiento, las ratas volvieron a buscar la plataforma. Una vez más, los roedores más viejos les costaba recordar dónde estaba la plataforma, pero a los que se les administró el fármaco parecían tener mejor memoria, y encontraron la plataforma casi tan rápido como los roedores más jóvenes.

Otras pruebas se enfocaron en el comportamiento de las ratas cuando los objetos de sus jaulas se movían de posición. Los animales jóvenes pasaron más tiempo en revisar los objetos movidos, a lo cual los investigadores les atribuyeron una mejor memoria, de igual manera a los roedores más viejos que habían consumido el fármaco.

Los científicos miraron las secciones de los cerebros de las ratas y encontraron que los animales de más edad, que se les había suministrado el fármaco, tenían más neuronas y menos inflamación en sus cerebros.

La droga parece funcionar a través de una combinación de efectos que reducen la inflamación en el cerebro y fomentan el crecimiento de neuronas nuevas en una región clave llamada hipocampo. El fármaco no mejoró el rendimiento de los animales jóvenes en el estudio.

Ahora, los científicos esperan poder iniciar un ensayo clínico en pacientes con demencia para ver si el medicamento tiene efectos beneficiosos similares en los cerebros de las personas.  

Cuando las personas envejecen, sus cerebros dejan de funcionar bien; y la pérdida gradual de la memoria y las habilidades cognitivas van de la mano con una desaceleración en el crecimiento de nuevas células cerebrales y un aumento de la inflamación en el cerebro. (Fuente: TheGuardian)