Medicamentos podrían ayudar a abandonar la bebida

Una revisión sistemática de estudios clínicos y metaanálisis de los beneficios y los daños de los medicamentos que se recetan a adultos con trastornos por consumo de alcohol, ha encontrado que diversos fármacos podrían ayudar a controlar el deseo de beber alcohol. Esos son medicamentos que raras veces se recetan para estos trastornos.

Los investigadores seleccionaron para su análisis 122 ensayos clínicos aleatorizados y un estudio de cohortes de al menos 12 semanas de seguimiento, con un total de 22.803 participantes, que evaluaban los medicamentos acamprosato, naltrexona o ambos.

En el estudio se señala que no se encontraron ensayos para realizar una comparación directa con el fin de observar si un fármaco era más efectivo que el otro. En el caso de la naltrexona, no se halló una asociación con el retorno a un nivel de consumo de bebida o a un alto nivel de consumo. Pero, los investigadores, sí encontraron una asociación con la reducción en los días en que la persona bebía de manera continuada.

También se identificaron dos fármacos que podrían ayudar a los pacientes a abandonar la bebida: el nalmefeno, que es indicado para aliviar el dolor, y el topiramato, que se indica para prevenir las convulsiones.

Se concluye que tanto el acamprosato y naltrexona que se administra por vía oral se asociaron con la disminución del retorno a la bebida. Los investigadores indican, además, que los factores como la frecuencia de dosificación, los efectos adversos potenciales, y la disponibilidad de los tratamientos pueden orientar la elección del medicamento a usar.

Este estudio ha sido publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana JAMA.