Los que acceden a noticias mediante medios sociales están en riesgo de quedar atrapados en 'burbujas de información"

Investigadores de la Universidad de Indiana publicaron los resultados de un análisis realizado en más de 100 millones de clicks realizados en Web y otros 1,3 millones de sitios que se publican en medios sociales.

Esos resultados proporcionan la primera comparación empírica a gran escala entre la diversidad de fuentes de información alcanzados a través de diferentes tipos de actividad en línea, señalaron. El análisis muestra que las personas que acceden a la información de manera colectiva poseen una gama significativamente más estrecha de fuentes de información en comparación con los usuarios de motores de búsqueda.

Para medir la diversidad de información accesible sobre cada medio, los investigadores desarrollaron un método que asignaba puntuación a cómo el usuario hacía clic en un medio social frente a los motores de búsqueda en millones de sitios.

La puntuación más baja indicaba el tráfico de Internet de los usuarios que se concentró en menos sitios; una mayor puntuación indicaba tráfico dispersos en más sitios.

Los investigadores encontraron que las personas que accedieron a las noticias en los medios sociales puntuaron significativamente más bajo en términos de diversidad de sus fuentes de información que los usuarios que accedieron a la información utilizando los motores de búsqueda.

Esto resultados muestran el surgimiento de una "burbuja social colectiva" donde las noticias se comparten dentro de comunidades de personas con ideas afines. Se observa, así, una tendencia al consumo en los medios de comunicación modernos, donde el descubrimiento de la información de un individuo se está transformando en un esfuerzo social.

Los investigadores indicaron, además, que las personas adoptan este comportamiento como un mecanismo de supervivencia frente a la "sobrecarga de información" y no son conscientes de que están filtrando su acceso a la información mediante el uso de plataformas de medios sociales, como Facebook, donde la mayoría de las noticias proceden de publicaciones de amigos.

Este estudio fue publicado en la revista de acceso abierto en línea PeerJ Computer Science.