Listos para observar la alineación planetaria: Sol, Mercurio y Tierra

Los astrónomos se están preparando para observar el acontecimiento más destacado del año, la alineación del Sol, Mercurio y la Tierra. Un fenómeno que ocurre sólo una docena de veces por siglo.

Mercurio se verá a través de telescopios como un punto negro que avanza lentamente sobre la superficie de nuestra estrella, proporcionando un espectáculo celeste que tendrá una duración de siete horas y media.

 

Al principio, Mercurio se verá como un mordisco el borde del Sol, luego, muy lentamente cruzará su superficie hasta el otro lado, señaló el astrónomo Pascal Descamps del Observatorio de París.

El fenómeno es raro, ya que se requiere que el Sol, Mercurio y la Tierra se alinean casi perfectamente.

Mercurio, el planeta más pequeño reconocido en el Sistema Solar, completa una órbita cada 88 días, y pasa entre la Tierra y el Sol cada 116 días. Pero su órbita está inclinada con respecto a la de la Tierra, lo que significa que, por lo general, aparece desde nuestro punto de vista, por encima o por debajo del Sol.

Trece veces por siglo, las dos órbitas se alinean de tal manera que incluso los astrónomos aficionados pueden verlos cómo diminutos puntos a decenas de millones de kilómetros de distancia.

De acuerdo con Royal Astronomical Society de Gran Bretaña (RAS), la mayor parte de Europa Occidental, la parte occidental de África del norte y el oeste, el este de América del Norte, y la mayor parte de América del Sur será capaz de ver todo el tránsito, que durará de 1112 GMT y 1842 GMT.