Físicos confirman existencia de una nueva forma de materia

La existencia de esta nueva forma de materia, el excitonio, fue teorizado hace casi 50 años. Su descubrimiento ha dejado perplejos a los físicos por su enigmática composición y propiedades que desafían a la razón.

El excitonio es un condensado: exhibe fenómenos cuánticos macroscópicos, como un superconductor, superfluido o cristal electrónico aislante. Está formado por partículas que se forman en un emparejamiento mecánico cuántico muy extraño, a saber, el de un electrón fugado y el agujero que dejó atrás, denominadas excitones.

Este agujero se comporta como si fuera una partícula con carga positiva, y atrae al electrón fugado. Cuando el electrón fugado con su carga negativa se empareja con el agujero, los dos forman una partícula compuesta, un bosón-un excitón.

Desde su formulación, en la década de los 1960 por el físico teórico Bert Halperin, los físicos han intentado demostrar su existencia. Sin embargo, no se contaban con las las herramientas experimentales para distinguir positivamente si lo que parecía ser excitonio de otras.

Este emparejamiento es bastante extraño, pero sus propiedades y su existencia en sí, resulta maravilloso para muchos físicos. Si bien, probar su existencia no es tan importante como el bosón de Higgs, es de enorme importancia para validar las leyes de la física tal como se las conoce actualmente.

El trabajo ha sido realizado por profesor de Física Peter Abbamonte y los estudiantes de posgrado Anshul Kogar y Mindy Rak, con la colaboración de colegas de Illinois, la Universidad de California, Berkeley y la Universidad de Ámsterdam.