Especie de caracol produce material biológico más fuerte.

Ingenieros del Reino Unido han descubierto que los dientes de las lapas son el material biológico más fuerte.

Estos pequeños caracoles viven en todas partes del océano y se alimentan de algas, para lo cual tienen una lengua erizada cubierta de pequeños dientes para raspar la comida de las rocas y la que está en su boca, durante esta acción traga partículas de roca.

Los dientes de la lapa están hechos de un material compuesto de proteína de mineral, que los investigadores probaron en pequeños fragmentos en el laboratorio.

Los ingenieros hallaron que los dientes de la lapa son más fuertes que la seda de araña y más fuerte aún que los materiales artificiales hechos por el hombre, incluido el acero.

Los ingenieros señalan que la resistencia del material es la delgadez de sus fibras minerales apretada, lo que podría ayudar a mejorar los materiales artificiales compuestos utilizados para construir aviones, coches y barcos, así como los empastes dentales.

Para el estudio,  los ingenieros  molieron fragmentos de los dientes de lapa en una forma de hueso de perro microscópico y pegados a una palanca para la prueba.

La parte central de estas muestras fue de más de 100 veces más delgada que un cabello humano.

Con cualquiera de los extremos pegados a las palancas especializadas dentro de un dispositivo llamado microscopio de fuerza atómica, los ingenieros aplicaron una fuerza de tracción a cada una de estas muestras de dientes molidos hasta que se rompió.

La fuerza que se calculó para el material dental fue, en promedio, alrededor de cinco gigapascales, lo que representa unas cinco veces mayor que la seda de araña.

Asimismo, los ingenieros señalaron que a comparación de los materiales hechos por el hombre, el diente de lapa es más fuerte que las fibras de Kevlar y casi tan buenos como los mejores materiales de fibra de carbono de alto rendimiento (Fuente: BBC).