Encuentran un sistema planetario de 3 estrellas

Un equipo de investigadores que trabajan en el Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics ha anunciado el hallazgo de un sistema de triple-estrella que tiene también un planeta de órbita estable en ella. En su artículo publicado en The Astronomical Journal, el equipo describió cómo llegaron a ver este sistema que antes se consideraba de una sola estrella. En realidad son un par de estrellas que orbitan entre sí.

Los planetas conocidos con tres estrellas en su cielo son poco frecuentes. Este nuevo descubrimiento que es el cuarto, ha causado entusiasmo en la comunidad de astrónomos, ya que es la más cercana. La estrella principal es también más brillante que las otras que sirven como soles de sus planetas, lo que hace que sea más fácil estudiarlas tanto a la estrella y al planeta.

 

Los objetos en estudio en el nuevo sistema son KELT-4AB, un planeta gigante de gas, de tamaño similar a Júpiter que tarda aproximadamente tres días en recorrer su camino alrededor de la estrella KELT-A, que le sirve de sol. Las otras dos estrellas, nombrados KELT-B y C, están mucho más lejos y una orbita la otra en el transcurso de aproximadamente 30 años. El par necesita aproximadamente cuatro mil años para orbitar KELT-A. Los investigadores sugieren que la vista desde KELT-4AB, probablemente, es una donde su sol, KELT-A, aparecería aproximadamente cuarenta veces más grande que nuestro sol, debido a su proximidad. Las otras dos estrellas que orbitan, por el contrario, aparecerían mucho más tenues debido a su gran distancia, pero que son brillantes que nuestra luna.

Los científicos espaciales han sabido de la existencia del sistema de KELT durante varios años, pero se pensaba que las estrellas binarias eran en realidad sólo una estrella. Los investigadores de este nuevo esfuerzo pudieron ver lo que en realidad eran, gracias a dos telescopios controlados robóticamente, en dos diferentes continentes, en Arizona y el otro en Sudáfrica.

El sistema de tres estrellas, ofrece una oportunidad única para los científicos que trabajan tratando de comprender cómo es que los gigantes gaseosos, como KELT-4AB, se las arreglan para orbitar tan cerca de su estrella. La teoría sugiere que deberían estar más distantes, como es el caso de Júpiter. Una posibilidad, al menos para este nuevo descubrimiento, es que podría tener algo que ver con el sistema binario más cercano.