El Curiosity encuentra en Marte nitrógeno fijado en sedimentos

Los datos del vehículo Curiosity de la misión Mars Science Laboratory de la NASA han revelado la presencia de nitrógeno fijado en sedimentos en Marte. Los resultados del estudio, en el que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, sugieren que Marte albergó un ciclo de nitrógeno en algún momento de su evolución como planeta. Estos resultados, publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), suponen un paso importante en la valoración de la habitabilidad del planeta rojo, ya que el nitrógeno es un elemento esencial para la existencia de vida tal y como la conocemos en la Tierra.

La presencia de nitrógeno ha sido verificada mediante el instrumento SAM (Sample Analysis at Mars) con muestras tomadas en tres sitios diferentes. Dos de ellas provienen de perforaciones realizadas en la roca bautizada durante la misión como Sheepbed, en la bahía de Yellowknife, un lugar donde en algún momento se cree que existieron lagos y ríos. La tercera muestra proviene de un depósito de arena representativo del polvo de Marte.

“La disponibilidad de nitrógeno bioquímico útil, junto con las condiciones que creemos que existieron en Marte y la posible presencia de compuestos orgánicos en su suelo, reflejan un escenario potencialmente habitable para algún tipo de ser vivo en el pasado. En cuanto a si podría existir vida en Marte actualmente, tanto en el subsuelo como en la superficie, la existencia de nitrógeno fijado es un factor a tener en cuenta porque es un elemento imprescindible en la síntesis de moléculas de la vida tan importantes como las proteínas, el ARN y el ADN”, explica el investigador del CSIC Francisco Javier Martín Torres, del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra, centro mixto del CSIC y la Universidad de Granada.

No obstante, apunta el estudio, en Marte no se conoce un mecanismo que haga que el nitrógeno fijado regrese a la atmósfera, y que mantenga el ciclo del nitrógeno como sí ocurre en la Tierra. Por ello, los investigadores sugieren que si alguna vez existió vida en la superficie de Marte no tuvo una presencia generalizada por todo el planeta, aunque esto deberá ser contrastado con estudios posteriores. Fuente: CSIC.