Descubren un “fósil astronómico”: una galaxia que data del universo primitivo

 

Trabajando con el Telescopio Espacial Hubble, un equipo internacional de científicos, ha descubierto algo inesperado: una pequeña galaxia tenue que podría considerarse un 'fósil viviente' del universo primitivo.

El trabajo de los científicos estaba enfocado en observar las estrellas más débiles que existen en un cúmulo globular galáctico denominado NGC 6752. Mientras observaban con una potente cámara capaz de registrar señales de luz muy débiles, encontraron Bedin I, una galaxia enana esferoidal muy débil y que se ubica cerca al núcleo NGC 6752.

Luego de un análisis exhaustivo de su brillantes e inferir su temperatura, determinaron que estas estrellas no pertenecen al grupo del NGC 6752, sino que se ubican a unos cuantos millones de años luz más allá.

Los científicos señalaron la posición de Bedin I, y presentaron sus parámetros principales. Se encuentra a una distancia de 30 (+-) millones de años luz; su tamaño es de aproximadamente de 3.000 años luz, o sea, una quinta parte del tamaño de la Gran Nube de Magallanes; su edad aproximada es de unos 13.000 millones de años.

Además, de eso, indicaron que las técnicas de fotometría indican que es una galaxia antigua, que carece de polvo galáctico, poca presencia de metales y no presenta procesos de formación de estrellas.

También informaron que es muy probable que sea una galaxia esferoidal enana satélite relativamente aislada de la gran espiral cercana a NGC 6744 o, potencialmente, es una esferoidal enana aislada más lejana conocida.

Es así que Bedin 1 fue clasificada como una 'galaxia esferoidal enana', que está extremadamente aislada. Las galaxias esferoidales enanas, normalmente, están ubicadas adyacentes a galaxias o cúmulos más grandes. Sin embargo, esta es diferente. Por ejemplo, la galaxia NGC 6744 que es la más cercana a ella, se encuentra a 2 millones de años luz de distancia, mientras que la distancia entre Bedin 1 y la Vía Láctea es de aproximadamente 30 millones de años luz.

En base a estas características observadas, Bedin 1 ha sido considerada una galaxia que pertenece a la era del universo primitivo, es decir, es un "fósil viviente" para la astronomía.

El reporte científico ha sido publicado en la revista Monthly Notices.