Cada vez más cerca la energía limpia e inagotable de la fusión nuclear

Avances en la tecnología de imanes han permitido a los investigadores del MIT proponer un nuevo diseño de un reactor compacto de fusión el cual podría realizarse en tan sólo una década, informaron. Con esto, la era de la energía de fusión, que podría ofrecer una fuente de energía prácticamente inagotable, está cada vez más cerca. Esto es posible gracias a la aparición de nuevos superconductores disponibles en el mercado que permiten producir bobinas de altos campos magnéticos.

Un campo magnético más poderoso hace que sea posible producir el confinamiento requerido para el plasma supercaliente, que es el material de trabajo de una reacción de fusión, pero en un dispositivo mucho más pequeño que los propuestos anteriormente. Esta reducción del tamaño, a su vez, hace que todo el sistema sea menos costoso y más rápido de construir, así como permite algunas nuevas características para el diseño de la planta de energía.

Es reactor propuesto, utilizando la geometría tokamak, ha sido descrito en un artículo publicado en la revista Fusion Engineering and Design por un equipo de investigadores del MIT.

El nuevo reactor está diseñado para la investigación básica sobre la fusión y también como un prototipo de planta de energía que, potencialmente, podría producir gran cantidad de energía. El concepto básico del reactor y sus elementos asociados se basan en principios probados y desarrolladas a lo largo de décadas de investigación en el MIT y en todo el mundo.

Los investigadores destacaron que el campo magnético mucho más poderoso permitirá alcanzar un rendimiento mucho mayor. La fusión, la reacción nuclear que alimenta al sol, implica la fusión de pares de átomos de hidrógeno para formar helio que, como consecuencia, generan enormes emisiones de energía. La parte más difícil había sido confinar el plasma supercaliente -una forma de gas cargado eléctricamente-, mientras se calienta a temperaturas más altas que los núcleos de las estrellas. Aquí es donde los altos campos magnéticos son tan importantes que son capaces de atrapar el calor y las partículas en el centro caliente del reactor.

Tokamak: Es una cámara (toroidal) de bobinas magnéticas que fueron inventados por físicos rusos. Estos tienen la forma de una rosquilla.

Este nuevo diseño podría finalmente ayudar a hacer realidad la energía limpia e inagotable de la fusión nuclear.