Asma se trataría con drogas psicodélicas

Científicos del laboratorio Charles Nichols de la Universidad de Ciencias de la Salud del Centro Estatal de Luisiana, en Estados Unidos descubrieron que la droga psicodélica DOI (2,5-dimetoxi-4-iodoamphetamine) es eficaz para el tratamiento de asma en un modelo de ratón. La droga fue inventada en la década de 1980 por el químico Alexander Shulgin.

En el laboratorio Charles Nichols usaron drogas como la dietilamida de ácido lisérgico (LSD) y el DOI para estudiar el papel de la serotonina con ambas drogas en el cerebro y en la inflamación.  

La serotonina es un neurotransmisor que se encuentran en varias regiones del sistema nervioso central y tiene que ver con el estado de ánimo de la persona.

Su nombre deriva de su descubrimiento en el suero sanguíneo (sero -) como una molécula que influye en el tono vascular (- tonina).

El procedimiento que se siguió en ratones fue la aplicación de dos inyecciones espaciadas sobre sus dos primeras semanas de vida con ovoalbúmina, proteína de pollo. Luego de una semana, se expuso a los ratones a la inhalación de la ovoalbúmina en aerosol, lo que produjo que los roedores estén en condiciones alérgicas, similar a la condición asmática en los humanos.

Algunos de los ratones recibieron una dosis de aerosol de DOI sólo treinta minutos antes de recibir la ovoalbúmina en aerosol.

Dos días más tarde, los investigadores probaron la función respiratoria de los ratones, posteriormente analizaron sus pulmones para detectar signos de inflamación, producción de moco, alergia y otras respuestas inmunes.

El tratamiento con la droga DOI impidió que los ratones contraigan  la mayoría de síntomas similares al asma provocados por la exposición ovoalbúmina.

Los ratones tratados con esta droga  pudieron respirar normalmente, y no mostraron el aumento previsto en la producción de moco e inflamación que uno esperaría en este modelo de asma.

Asimismo, la investigación señala que los ratones podrían ser tratados con una dosificación de la droga DOI, lo que representa 100 veces menos a la dosis requerida para provocar signos de comportamiento alérgico, logrando así aumentar la posibilidad que las dosis bajas de la droga serían capaces de tratar el asma humana sin causar una experiencia psicodélica.

Los científicos señalan que es un importante avance para la ciencia, y en sí para el tratamiento del asma, siendo esta una nueva oportunidad  de medicación para las personas que padecen esta enfermedad, que algún día podrá ser administrada en un inhalador o una pastilla diaria. (Fuente: io9.com)