Guacamayo Rojo

El guacamayo rojo (Ara chloropterus), es una especie de ave de la familia de los loros (Psittacidae), del orden Psittaciformes. La guacamaya roja ocupa el cuarto lugar en tamaño entre las 17 especies de guacamayas en las Américas. Los adultos miden 85-96 cm de cabeza a cola, con peso corporal un poco más que 1 kg, longitud de ala en promedio 41 cm, y longitud de cola en promedio 53 cm. En lo general su plumaje es del color rojo escarlata, y las plumas cobertoras y secundarias de las alas presentan un color amarillo.

 

Distribución y Hábitat:

Esta especie se distribuye en amplio rango por toda Sudamérica, desde el este de Panamá, noroeste y este de Colombia, este del Perú y Ecuador, toda Venezuela, las tres Guayanas, Brasil, nordeste y este de Bolivia y Paraguay y el norte de Argentina. Por lo general, se encuentran en parejas o en grupos pequeños, tal vez familiares; a veces se asocian con otros guacamayos, especialmente en tierra, donde se reúnen en grandes grupos para consumir arenas minerales expuestas.

 

Reproducción de la Guacamaya:

Especie ovípara y monógama de por vida. Alcanza la madurez sexual alrededor de los 3 o 4 años de edad. Construye su nido en zonas huecas de los árboles, a una gran altura y rodeado de follaje para evitar a sus depredadores.

Después de aparearse, la hembra pone de 2 a 4 huevos blancos y redondos que son incubados durante 25 días por la hembra y a veces por el macho. Después de la eclosión las crías se alimentan gracias a que el macho les provee frutas regurgitadas. En el transcurso de 1 o 2 años las guacamayas jóvenes ya pueden independizarse.

 

Alimentación:

Es herbívora y frugívora. Su dieta se basa exclusivamente en plantas, semillas y frutas pero de vez en cuando también chupa el néctar de las flores. Su pico y mandíbula son muy fuertes para ayudarse a romper la cáscara de las semillas y las nueces. La cáscara de la semilla brasileña es bastante dura, pero la guacamaya la come sin problema alguno.

 

Amenazas:

En las últimas décadas ha habido una alarmante deforestación del bosque perennifolio en el país. Esta situación tiene implicaciones fundamentales para la conservación y el manejo de las poblaciones silvestres de la guacamaya roja, ya que la especie depende de la existencia de áreas extensivas de bosque perennifolio conservado. La incrementada deforestación y fragmentación del hábitat podría tener un impacto sobre la población silvestre de la guacamaya roja por limitación de recursos alimenticios, sitios de anidación, y requerimientos de área. Actualmente se encuentra en peligro de extinción, ya que es capturado por los traficantes de animales y comercializado como ave de compañía. Inclusive muchas de estas aves mueren en el proceso de contrabando, ya que son transportadas en cajas sin posibilidad de respirar oxígeno. Cuando se utiliza como animal de compañía.